Haciendo Apología de lo Evidente, mientras espero que Cualquier Noche Salga el Sol

lunes, 18 de marzo de 2013

La Tortuga En El Poste

Una joven está paseando por la plaza de un pueblo y decide tomar un descanso. Se sienta en un banco... al lado hay un señor de más edad y, naturalmente, comienzan a conversar sobre el país, el gobierno y finalmente sobre los Legisladores y similares.

El señor le dice a la joven:
- "¿Sabe? -
LOS POLITICOS Y DEMÁS, SON COMO UNA TORTUGA EN UN POSTE."
Después de un breve lapso, la joven responde:
- "No comprendo bien la analogía... ¿Qué significa éso, señor?"

Entonces, el señor le explica:
"Si vas caminando por el campo y ves una tortuga encima de un poste de alambrado haciendo equilibrio"
¿Qué se te ocurre?

Viendo la cara de incomprensión de la joven, continúa con su explicación:
- Primero: No entenderás cómo llegó ahí.
- Segundo: No podrás creer que esté ahí.
- Tercero: Sabrás que no pudo haber subido solita ahí .
- Cuarto: Estarás segura que no debería estar ahí.
- Quinto: Serás consciente que no va a hacer nada útil mientras esté ahí.

"Entonces lo único sensato sería ayudarla a bajar."

¿Qué Tal si en las Próximas elecciones lo hacemos mejor y tratamos de que ningún animal "inútil" suba al poste?

1 comentario:

Ana Alonso dijo...

Creo que es una comparación muy ingeniosa que se ajusta perfectamente a la realidad. En este país hay demasiados políticos inútiles que están tan pegados a su cargo como garrapatas y la idea de apearse de su fabuloso y lucrativo tren de vida no les seduce en absoluto.
Lo terrible es que quien paga el pato de sus desmanes es el ciudadano, y hay muchos que no pueden esperar a las urnas para volver a una vida digna. La única forma que se me ocurre para ayudarles a bajar sin tanta espera es seguir el ejemplo de Islandia, tal vez una buena tomatina podría refrescarles las ideas, me parece que ya está bien de tanta impunidad y tanto cuento con que son intocables.