Haciendo Apología de lo Evidente, mientras espero que Cualquier Noche Salga el Sol

martes, 12 de enero de 2016

Esta corrupta España, esta España mía, esta España nuestra...

No voy a negarlo, escribo este post tras la rabia que siento por como la CUP se ha vendido. Por cierto ¿cuando la izquierda dejó de ser Internacionalista para hacerse nacionalista?

El 2016 ha comenzado en España y la corrupción recorre España, de norte a sur, de este a oeste. Ninguna institución del estado está a salvo. Desde la corona hasta los que se autodenominan sindicatos "de clase", tienen sus manos manchadas de corrupción. Los ciudadanos ahogados a impuestos, sin crédito, sin trabajo, sin casa, y si la tienen con problemas para pagar la luz y el agua.

Partiendo de la base de que estamos en el final de la era mercantilista y que haciendo lo mismo que nos metió de lleno en esta crisis no vamos a salir, solo nos queda dar un giro de timón. Solo políticas audaces nuevas y rompedoras pueden cambiar esto y solo, desde mi particular punto de vista, puede venir de la mano de una izquierda real y unida.

El año que dejamos traía expectativas de crecimiento para la izquierda y hasta nos permitió soñar con conseguir la república en un futuro mas o menos cercano. Lógico, cuando un país es gobernado por la mafia financiera, por tiranos, embusteros y sinvergüenzas. Y cuando el pueblo es pisoteado, lo lógico es que reaccione, que hasta un bicho cuando se la pisa se revuelve, cuando hasta la misma jefatura del estado forma parte de negocios turbios que han llevado a una gran parte de la sociedad española a la quiebra, la miseria y el hambre.

Aún así el pueblo no ha reaccionado. Y no le culpo. Porque La Izquierda no ha estado para nada a la altura. En Izquierda Unida han estado mas preocupados en salvar los trastos y hasta apuñalar a los que trabajaban por mantener un mínimo de dignidad política. Por otro estaba Podemos haciendo guiños a diestro y siniestro, fichando estrellas como si de fútbol se tratara, con Carromero (SOC) y Gordillo (alcalde de Marinaleda) o  el ex jefe del estado mayor Julio Rodriguez, como ejemplos.

Es verdad que en las europeas consiguieron atraer a las urnas a los "perdidos" a los que les atraía el análisis ceretero de Pablo Iglesia y los suyos. Miembros de mi familia, para nada de izquierdas habían introducido la papeleta de Podemos "sin saber que eran de izquierdas". Ya se encargaron los medios de "definir" Podemos y evitar que esta gente volviera a votar a Podemos. Pero como locos por buscar la centralidad se seguían haciendo guiños a ese electorado llegando a comulgar con ruedas de molino como la OTAN, por las que yo, perdonadme, no paso.

Todos los desencantados que votaron en las europeas a Podemos y que eran de "derechas o centro" no iban a repetir su voto "protesta" en las generales y votaron al partido que se confeccionó para los que podrían sentir escrúpulos por votar a PP o PSOE: Ciudadanos.

Por suerte la organización neofranquista no cumplió con las expectativas, pero el bipartidismo tampoco salió tan debilitado y la izquierda sigue estando tan desunida como siempre, perdiendo una oportunidad, que ya veremos cuando la volveremos a ver.

A mi que me movía la ida de pensar en una candidatura de undiad popular a nivel estatal, al estilo de Barcelona em Comú, Ahora Madrid, Mareas...me llevé un buen chasco.

Por responsabilidad, por el pueblo, por las víctimas del franquismo, por los de esta corrupta monarquía, epero y deseo ver entendimiento entre La Izquierda Real de una puñetera vez. Mientras tanto, aquí, viendo como los "antisistema" (permitidme que no me aguante la risa) de la CUP venden al pueblo catalán. Tras las elecciones generales en Cataluña ya saben que la gente no está por ese circo que ellos denominan desconexión con España. Que, joder, con el inepto de Rajoy y sus secuaces al frente del gobierno en Madrid, a estos les va a costar menos desconectarse de España que a mí darme de baja en Movistar.

Hubiese estado muy bien que la CUP hubieran propiciado unas nuevas elecciones catalanas puesto que tras los resultados en la generales pasadas, viendo cuales fueron los mas votados en Euskadi y Cataluña... Quien sabe igual hubiese sido el punto de inflexión que hubiera llevado a La Izquierda Real a entenderse.

Y en medio como siempre, el pueblo... Creedme si os digo que cada vez entiendo mas a los anarquistas.